El rey y el payaso

FICHA TÉCNICA

  • AÑO: 2005
  • DURACIÓN: 120 min.
  • DIRECTOR: Lee Jun Ik
  • GUIÓN: Choi Seok Hwan, Kim Tae Woong
  • MÚSICA: Lee Byung Woo
  • FOTOGRAFÍA: Ji Gil Woong
  • GÉNERO: Drama, Comedia
  • DOBLAJE AL ESPAÑOL: No
  • REPARTO: Kam Woo Seong, Jeong Jin Yeong, Kang Seong Yeon, Lee Jun Gi, Jang Hang Seon, Yu Hae Jin, Jeong Seok Yong, Lee Seung Hun.

SINOPSIS: En la época Joseon, dos juglares, Jang Seng y Gong Gil, se fugan de su compañía de teatro en el campo y ponen rumbo a Seúl. Allí comenzarán un show sobre el rey, que los llevará directamente a la corte, donde tendrán que luchar por su vida a golpe de sátira y buen humor.

  • Facebook
  • Twitter

¿Qué vida escogerías si volvieras a nacer?

El rey y el payaso es una película que nos habla de dos comediantes y su relación entre ellos y el mundo. Todo ello enmarcado en una narrativa llena de sutilezas, más propia de los cuentos, además de con una cuidada estética que engrandece aún más la bella historia que nos están narrando.

Todo comienza cuando nuestros protagonistas deciden irse de su compañía de teatro rural ya que el líder pretende prostituir al joven Gong Gil. Una vez logran escapar del pueblo, Jang Seng decide poner rumbo a la capital para lograr convertirse en el dúo más importante de comediantes del país.

Una vez llegan allí, deciden agruparse con otros cómicos y crear una función dónde se ríen del rey y su concubina. La obra es todo un éxito entre las gentes rurales pero el ejército los encarcela y los condenan a morir. Pero gracias al ingenio de Jang Seng logran hacer un trato con uno de los consejeros más importantes, si logran actuar y que el rey se ría, lograran salvar su cabeza.

Pero lo que parece la salvación a todos sus problemas, probablemente sea el punto de no retorno a una vida normal. Y es que consiguen hacer reír al rey, convirtiéndose así, todos ellos, en los cómicos de la corte. Pero esto solo hará que se metan poco a poco en las intrigas políticas, jugando con un fuego que es superior a ellos. Además, la fascinación que el rey comienza a sentir por el joven Gong Gil, los llevará a sufrir el odio de su concubina.

El protagonista de esta historia es Jang Seng. Un hombre con una gran inteligencia y un humor sarcástico increíble. Gracias a sus artes para engañar y jugar con la realidad, disfrutamos de una gran narrativa. Este personaje es el que descubre todas las intrigas, siendo capaz de manipularlas para crear las bellas escenas de teatro que vemos en pantalla para que el rey descubra lo que planean a sus espaldas. Juega de esta manera con la psique de este hombre inestable a su favor.

– ¿Qué quieres ser cuando nazcas de nuevo? ¿Quieres volver como un noble?

-No, yo no quiero eso.

-Entonces, ¿quieres volver como un rey?

-Yo no quiero eso. Voy a volver a ser un artista de nuevo.

Por otro lado, tenemos al joven y bello Gong Gil. Este personaje es la escenificación perfecta del deseo, siendo además la causa de los peores desastres que les esperan a esta pareja de comediantes. Un hombre con la belleza propia de una mujer que consigue embelesar al rey y generar la ira de la mujer más poderosa del reino. Pero, aun así, él tiene un alma noble, solo quiere actuar y ser el mejor en lo que hace.

El rey sería el último punto de esta historia. Un personaje odioso, en cuanto a su personalidad infantil y caprichosa. Es cierto que sufre una infancia dura, mas no por ello su actitud deja de ser demasiado histriónica.  Su fascinación por Gong Gil llega a rozar lo abusivo, dejando escenas duras, pero también algunas muy hermosas como con el teatrillo que le hace Gong Gil con las marionetas o las sombras chinescas. Este personaje está ambientado en un rey real que hubo en corea en la época Joseon.

Para mí, lo más impresionante que tiene esta película es la relación con el arte y los artistas que nos transmite. Se ve perfectamente como es la vida de un artista y el amor que se profesa por lo que se hace, aunque esto no de los frutos que uno desea. Es un tipo de vida muy criticado sobre todo ahora en nuestra sociedad ya no digamos en la cultura coreana donde la rectitud y los resultados cuantificables son los que te avalan como persona. Es una oda hacia aquello que nos hace más humano.

El trabajo de arte también es espectacular. Todo el vestuario que se maneja en la película es impresionante, consiguiendo que nos metamos totalmente en las actuaciones de teatro. El maquillaje entraría en este apartado con un sobresaliente. Cómo consiguen caracterizar perfectamente

Además, la fotografía está muy cuidada. El tratamiento del color es magistral. Se puede ver perfectamente cómo se combinan los colores alegres y saturados en las representaciones teatrales y en la cámara del rey, mientras que los colores se vuelven mucho más oscuros y turbios con los consejeros. Siendo por tanto un gran enfoque narrativo que va dando las claves de lo que está pasando más allá de lo que se muestra en pantalla.

También muy destacable la banda sonora, sobre todo si eres un amante de la música tradicional coreana. Los tambores a la hora de las representaciones y cómo van marcando el ritmo en las narraciones me parece todo un acierto. El director sabe usar estos elementos para marcar muy bien las escenas en las cuales estamos observando una representación, de cuando estamos en la historia de nuestros personajes. Una manera perfecta de utilizar una banda sonora.

Como conclusión es una película hermosa, donde encontrareis mucha historia y unas actuaciones impresionantes. Además, os encontraréis con una visión del arte y del artista que seguro que os atrapa. Una película imprescindible para todo el mundo, que os atrapará de principio a fin.

  • Facebook
  • Twitter

Entradas relacionadas

Be the first to comment

Leave a Reply