Encontré al diablo

FICHA TÉCNICA

  • AÑO: 2010
  • DURACIÓN 144 min.
  • DIRECTOR: Kim Jee Woon
  • Guión: Park Hoon Jung
  • MÚSICA: Mowg
  • FOTOGRAFÍA: Lee Mo Gae
  • GÉNERO: Thriller, Gore
  • DOBLAJE AL ESPAÑOL: Si
  • REPARTO: Lee Byung Hun, Choi Min Sik, Jeon Kuk Hwan, Oh San Ha, Kim Yun Seo, Choi Moo Sung, Kim In  Seo

SINOPSIS: Kyung Chul sale de caza una noche y asesina de manera brutal a una joven. Pero no sabe que ha cometido un tremendo error al elegir a su víctima, ya que su novio, un agente secreto, comenzará una búsqueda angustiosa por poder lograr vengar el dolor que este asesino infringió a su amada.

  • Facebook
  • Twitter

¿En qué te convertirías para cazar a un monstruo?

Encontré al diablo es una película que no recomiendo para todo el mundo, ya que tiene bastantes escenas gore, pero si eres un amante de los juegos persecutorios y la tortura, en esta película encontrarás dos horas de disfrute.

Una vez aclarado, ¿Qué nos cuenta la película? Bueno, pues esta parte de la premisa de un asesino en serie que disfruta asesinando porque puede a diferentes mujeres. Pero esta vez, la chica que escoge es la novia de un agente secreto. Este decide buscar al responsable de la muerte e infringir un dolor inigualable.

Es en este momento donde empieza un juego de caza del gato y el ratón que se mantendrá durante toda la película. Porque entregarlo a la policía o acabar con él no es suficiente venganza para el joven Soo Hyun. La película tantea el dilema desde ese punto ¿quién es el verdadero monstruo?

Además, el punto narrativo más fuerte que tiene es la deshumanización del héroe. Al principio puedes empatizar con el protagonista, pero lentamente ves como cae en una espiral de locura. Son dos depredadores enfrentados que luchan por infligir el mayor dolor posible al otro y no dudan en llevarse por delante todo y a todos para lograr su objetivo.

Los personajes de esta película son por un lado el asesino Kyung Chul y por otro el joven Soo Hyun. Para empezar podríamos resaltar al protagonista, el cual se salta todos los arquetipos de héroe, siendo una persona fría y calculadora. Traza un plan de venganza cruel, retorcido, más propio de un antagonista, sin importar el precio a pagar ni quien salga herido una vez el juego comience. Esto nos da una visión más real y cruda de lo que trae consigo la venganza.

Que te jodan. No sé lo que es el dolor. ¿Miedo? Tampoco lo conozco. No vas a sacar nada de mí. Así que … ya has perdido ¿lo entiendes?

Por otro lado tenemos al asesino, quien demuestra ser un monstruo retorcido. Apenas se profundiza en porque él es así, lo que nos dibuja a una criminal mucho más impersonal y por tanto peligroso. No se sabe por dónde puede salir. Mientras veía la película tenía la sensación de estar ante un depredador más que observando a una persona con unos patrones sociales definidos.

Son estos personajes tan desdibujados, los que confieren a la película el toque especial. Porque, normalmente podemos ver el tema de la venganza como algo heroico, un ejercicio de justicia real. Pero esta película nos muestra que eso solo convierte al hombre en un monstruo aún mayor que el propio asesino.

Como ya dije al principio de la crítica, esta película no es para todo el mundo, ya que tenemos una gran y explícita gama de escenas gore. El director crea secuencias enteras de tortura hiladas magníficamente donde la sangre fluye, pero lógicamente esto no es del agrado de todo el mundo.  Cabe resaltar que la violencia que se muestra, no es un regodeo a la morbosidad, sino más bien un necesario instrumento para ver la decadencia del protagonista y la crueldad humana.

El ritmo es frenético en buena parte de la película, ya que siempre están buscándose el uno al otro, de manera que agiliza la narrativa. La película empieza fuerte, pero acaba en una escena tremendamente impactante manteniendo un ritmo que pocas veces se ve en las películas asiáticas.

En cuanto a la fotografía, creo que está espectacularmente ejecutada. Teniendo en cuenta que la mayoría de escenas son oscuras o nocturnas, los juegos de luces que crean son espectaculares. Resaltar sobretodo la escena en el invernadero, donde las sombras tienen un papel muy importante.

Finalmente, decir que Encontré al diablo es una película dura pero sublime. Los amantes de las emociones fuertes disfrutarán durante dos horas de una frenética lucha entre dos grandes rivales que no dudarán en llevar la crueldad a su máxima expresión

  • Facebook
  • Twitter

Entradas relacionadas

Be the first to comment

Leave a Reply