OASIS

FICHA TÉCNICA

  • AÑO: 2002
  • DURACIÓN: 132 min.
  • DIRECTOR: Lee Chang Dong     
  • GUIÓN: Lee Chang Dong
  • MÚSICA: Lee Jae Jin
  • FOTOGRAFÍA: Choi Yeong Taek  
  • GÉNERO: Romance, drama
  • DOBLAJE AL ESPAÑOL: No
  • REPARTO: Soi Kuyng Gu, Moon So Ri , Ahn Nae Sang, Ryoo Seung Wan, Chu Kwi Jung, Kim Jin Gu, Son Byung Ho, Park Myeong Shing.
  • Facebook
  • Twitter

SINOPSIS: El día que sale de la cárcel por el asesinato de un hombre, Jong Du decide ir a visitar a los hijos de este para presentar sus disculpas. Es así como conoce a Gong Ju, su hija, la cual tiene parálisis cerebral. Una historia entre dos personas discapacitadas y olvidadas tanto por su familia como por la sociedad.

¿Lucharías por un amor que nadie más comprende?

Cuando nos presentan en pantalla a Jong Du, un joven de 28 años que acaba de salir de la cárcel y que sufre algún tipo de discapacidad psíquica, lo último que esperamos es una historia tan dura como la que nos encontramos en esta película. Y es que bajo un espectacular juego de surrealismo mágico y de inocencia propia de unas personas con las mayores dificultades que se puedan sufrir en esta vida, el director nos cuenta una historia de amor dura, pero también un drama familiar y social.

Nuestro protagonista es una persona que tiene una leve discapacidad psíquica, majestuosamente llevado a la pantalla por el actor gracias a pequeños tics. Además sus acciones nos dejan en claro que no es una persona acorde a su edad física. Su familia lo maltrata y lo desprecia bastante ya que es una carga y un problema para ellos, ya que no puede cuidarse por sí mismo, ni puede tomar las responsabilidades de una persona de 28 años.

Pero si Jong Du padece una leve discapacidad, Gong Ju vive encerrada dentro de su propio cuerpo por culpa de su parálisis cerebral. Es de admirar el trabajo de la actriz  Moon So Ri, ya que yo misma paré la película para buscar información porque pensé que realmente sufría de ese trastorno, pero no, ella hace un magistral trabajo de interpretación metiéndose de lleno en la piel de una persona que convive con este trastorno. Es increíble como solo con una mirada es capaz de transmitir tantos sentimientos. Una actuación digna de los mejor premios de interpretación.

Te voy a contar el sueño que tuve anoche. Estaba en tu habitación con su alteza,

pero no estábamos solos. Había una india, un niño y un elefante. Los del oasis, ya sabes,

el cuadro del oasis que tienes en la pared. Solo fue un sueño.

El resto de personajes lo conforman los miembros de ambas familias. Personajes muy desdibujados pero con una clara tendencia al pasotismo hacia sus familiares con problemas. Una dejadez completa y sobretodo un abuso de poder con respecto a ellos brutal. Ambas familias se aprovechan de estas personas, cada una en unos términos, para poder sacar ventaja. Una denuncia brutal hacia la hipocresía de la sociedad la que realiza el director en este punto. Ya que no solo son los familiares los que maltratan y abusan de estas personas, sino también los vecinos de la joven Gong Ju que solo buscan el beneficio del dinero por cuidarla pero sin prestar atención a sus necesidades específicas.

Pero la magia de la película sin duda es la relación de estas dos personas completamente incomprendidas por la sociedad. Una historia que comienza de forma torpe e incluso malintencionada, pero que poco a poco, va cogiendo forma con una fuerza que arrastra al espectador. Y es que no es sino Jong Du, con su inocencia, el que trata a Gong Ju como una persona de verdad por primera vez. Un verdadera princesa en la que no ve una discapacidad sino una compañera con la cual vivir las aventuras propias de cualquier romance típico entre dos personas. Dos seres solitarios, con problemas y necesidades específicas que se encuentran y se comprenden en un mar de personas hipócritas es lo que encontramos en Oasis.

Es de resaltar también el majestuoso tratamiento narrativo que tiene la cinta, ya que el director juega con el surrealismo mágico para narrarnos los deseos de nuestra querida Gong Ju. Es impresionante como un simple reflejo de un espejo puede convertirse en una paloma o miles de mariposas. Gracias a estas escenas, la película tiene los toques necesarios de dulzura para que el espectador no decaiga en una espiral de sentimientos negativos y frustración por la historia tan dura que se nos narra. Un gran acierto por parte del director que engrandece tanto la actuación de la actriz como la narración, llevándola a otro nivel de complejidad.

Como conclusión, nos encontramos ante una obra de arte, que debería ser de obligado visionado, tanto para tomar conciencia de los problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad como para entender las complejas relaciones humanas que se dan en la sociedad. Una película con unas actuaciones asombrosas, que no dejará indiferente a nadie, ya sea por la historia de amor de los protagonistas o por la cruel e hipócrita dejadez de la familia y la sociedad con las personas más vulnerables que podamos encontrar.

  • Facebook
  • Twitter

Anuncio

Be the first to comment

Leave a Reply