Directoras de cine surcoreanas

Todo el mundo conoce la dificultad que tienen que atravesar las mujeres del mundo para llegar a ser directoras de cine, pues se trata de un puesto que históricamente está ligado a los hombres.

Corea del Sur no es la excepción, e incluso esta diferencia está más acentuada. En el resto del mundo podemos encontrar directoras de cine desde los orígenes del mismo, aunque la mayoría no fuesen conocidas ni exitosas.

Sin embargo, en Corea del Sur no es hasta 1954 cuando sale a luz la primera directora de cine. Su nombre es Park Nam-ok. En este artículo partiremos de ella y daremos un vistazo cronológico a las directoras surcoreanas más destacables.

1950-1960

Park Nam-ok no sólo fue la primera directora surcoreana, sino que además debutó en una etapa de gran dificultad en Corea del Sur. Su primera y única película, The widow (Mimang-in, 1955) se rodó justo después del final de la Guerra Coreana y la Ocupación Japonesa. 

  • Facebook
  • Twitter

En esos momentos todo el país pasaba por una gran crisis y pobreza, incluido el sector cinematográfico. Los medios de los que disponía Park Nam-ok eran mínimos e incluso tuvo que pedir ayuda a conocidos para poder finalizar la película.  Su película apenas tuvo repercusión, pero en la década de los 90 fue reconocida como la pionera de las directoras surcoreanas.

La otra directora surcoreana que encontramos en esa misma época es Hong Eun-won. Trabajó como ayudante de dirección y guionista por 15 años antes de poder realizar su propia película como directora, A Woman Judge (1962). Se trataba de una película muy adelantada para su época, ya que trata sobre una mujer jueza que tiene que luchar por su familia y hacer un rol que en esos años no pertenecía a las mujeres.

A diferencia de Park Man-ok, Hong Eun-won fue capaz de realizar más de una película, como por ejemplo: The Single Mom (1964) and What Misunderstanding Left Behind (1966).

  • Facebook
  • Twitter

Por otro lado, en la década de los 60 encontramos a Choi Eun-hee, una reconocida actriz que, gracias a la ayuda de la productora de su marido, dirigió dos películas propias: The Girl Raised as a Future Daughter-in-Law (1965) and Onesided Love of Princess (1967).

1970

La década de los 70 fue una época extraña en el sector cinematográfico surcoreano. La mayoría de las películas eran experimentales, probando tanto los recursos que la cámara les ofrecía, como las capacidades que los propios cineastas tenían. Las directoras no eran menos, realizaron películas experimentales, marcadas por la influencia norteamericana que las directoras de las décadas anteriores no tenían. Destaca sobre todo la temática de la sexualidad femenina, la monogamia y la virginidad.

Destaca la directora Hwang Hye-mi con las películas First Experience (1970), When Flowers Sadly Fade away (1971) to Relationship (1972).

Las otras directoras experimentales de la década fueron Han Ok-hee, Kim Jeom-sun, Lee Jeong-hee and Han Soon-ae, miembros del “Khaidu Club”, un club hecho por y para directoras femeninas.

1990

Durante esta década el sistema cinematográfico sufrió muchos cambios, tanto estética como empresarialmente. Se empezó a consolidar el cine como industria, como había ocurrido en Hollywood años atrás. Durante este proceso, las mujeres fueron particularmente activas para organizar este cambio, por lo que su reconocimiento empezó a mejorar.

Una de las cosas que se cambiaron en ese periodo es que se fundaron festivales de cine y algunos premios para diferentes creaciones audiovisuales, como los cortometrajes. Esto hizo posible que más directores y directoras debutaran, ya que no necesitaban haber trabajado anteriormente en el sector para poder llegar a ser reconocidos, a través de estos festivales.

Estos festivales ayudaron a disminuir la discriminación de género que existía en el mundo del cine. En algunos de ellos reconocieron el trabajo de directoras anteriores, como las nombradas Park Nam-ok y Hong Eun-won.

2000

Afortunadamente, a partir del nuevo siglo, numerosas directoras salieron a la luz y además fueron reconocidas por su trabajo. Vamos a destacar algunas de ellas.

Byun Young-joo. Destaca por ser una de las grandes defensoras de las directoras surcoreanas. Su trabajo se centra en el documental y sobre todo en la temática social, centrándose en contar la historia de las mujeres. Su obra más destacada es The Murmuring (1995), contando la vida de aquellas mujeres que durante la Segunda Guerra Mundial eran obligadas a satisfacer sexualmente a los japoneses.

  • Facebook
  • Twitter

Yim Soon-rye. Es una de las figuras más destacables actualmente, nombrada cineasta del año en 2008. Sus principales temáticas son la defensa de la mujer y la crítica a la sociedad surcoreana. Destaca su película Forever the moment (2008), en la cual narra la historia del equipo femenino de balonmano, ganadoras en Los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004.

Estas son algunas de las directoras de cine surcoreanas. Pero sin duda, todas las directoras existentes son destacables debido a su incesante lucha por brillar y poder mostrar sus historias a una sociedad en la que el hombre es el dueño del sector cinematográfico.

Afortunadamente, vemos cómo poco a poco las mujeres se abren paso en el mundo del cine.

Escrito por

Sofia Sanchez

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Se me da mejor estar detrás de una cámara o un micro. Enamorada de la música, el diseño y la edición. Aprendiendo día a día.

Anuncio

Be the first to comment

Leave a Reply