RECETA: Gyeondan o Pastel de arroz

Se acerca  San Valentín, y como sabéis es tradición regalar dulces o chocolates   a tu pareja. Puedes ir a comprarlos pero todos sabemos, que como lo hecho en casa sabe mejor.  Por está razón os voy a compartir una receta de un dulce coreano que descubrí hace tiempo.

Os preguntamos en una encuesta por instragram que si os gustaría este tipo de contenido, como esperábamos ganó el “sí” por unanimidad y como vuestros deseos son órdenes, os traemos una receta coreana.


Se trata del  Gyeong Dan (경단) es uno de los dulces más típicos de Corea, antiguamente siempre se cocinaba en cualquier ocasión especial aunque hoy en día se suelen comprar directamente hechos. El Gyeong Dan más tradicional suele estar relleno de pasta dulce de judía roja y cubierta de semillas tostadas de sésamo. Pero en esta ocasión vamos a versionar esta  receta un poco, perfecta para los que no tengan tanto tiempo, es una receta muy sencilla y perfecta para acompañar un té/café con los amigos o simplemente de postre.


Ingredientes (10-12 unidades):

 


Una taza de harina de arroz.
Almendras troceadas.
Medio bizcocho casero o comprado.
Miel.
Agua.
Sal.
Azúcar moreno (opcional).

Elaboración:

 

1- Vertemos la harina de arroz, la sal y el azúcar (si no somos muy golosos la azúcar nos la podemos saltar, puesto que el bizcocho y la miel son suficientemente dulces) en un recipiente grande.

 

2- A continuación vertemos poco a poco una taza de agua y vamos removiendo con una cuchara. Si vemos que está muy líquido podemos añadir un poco más de harina de arroz o viceversa.
 

3- Cuando la mezcla coge un textura homogénea y sin grumos, la tapamos con plástico de cocina y lo metemos en el microondas durante 3-5 minutos. El tiempo dependerá de la potencia del microondas. Una vez creemos tener la mezcla cocinada, retiramos el film con cuidado de no quemarnos y removemos para comprobar que este hecho.la masa debe de tener una textura como de plastilina blanda.

Mi recomendación es ir comprobando tras los 3 minutos.

4- Después de comprobar que la masa esté hecha, vamos añadiendo las almendras troceadas (podemos añadir cualquier tipo de fruto seco, como cacahuetes, nueces… según preferencias) y removiendo con la cuchara  para que se mezcle bien. En este paso recomiendo añadir los frutos poco a poco para no sobresaturar la masa. Una vez realizado la mezcla reservamos para usar más tarde.

  • Facebook
  • Twitter
  • Facebook
  • Twitter

5- Ahora necesitaremos el  bizcocho, podemos comprarlo ya hecho en cualquier tienda o bien cocinar uno. Si lo vas a cocinar tú  es conveniente que quede bastante cocinado o ser del día anterior, para poder desmigajarlo mejor.


6- Lo que tenemos que hacer con el medio bizcocho es transformarlo en migajas, para ello quitamos la corteza de arriba y vamos cogiendo pedazos. Una buena forma de conseguir las migajas es frotarlo suavemente entre las manos.


7- Una vez tenemos preparado todo, debemos tener,  la masa, miel en un cuenco, el plato con las migajas de bizcocho y también podemos usar un cuenco con agua templada para limpiarnos las manos entre cada uno.

  • Facebook
  • Twitter

8-  El proceso es muy sencillo, hacemos una pequeña pelota con la masa, la rodamos por la miel, después por las migas y ¡listo!. Repetimos el proceso hasta terminar la masa. ¡Y ya está listo para disfrutar!


  • Facebook
  • Twitter

Pd. No es un alimento que dure mucho tiempo, por lo que es recomendable consumir el mismo día o si es mucho reducir las cantidades. Aunque creo que una vez lo prueben tus invitados no quedará ni uno en el plato.

Espero que os animeís a realizar este postre,  así como, que nos envieis o nos compartais y etiqueteis en las fotos de vuestros platos


Ahora solo queda decir, ¡Buen provecho!




Entradas relacionadas

Be the first to comment

Leave a Reply