División de Corea

Al norte del paralelo 38º surgiría la “República Democrática Popular de Corea”, (comúnmente nombrada como “Corea del Norte”), dirigida por Kim Il Sung bajo un regimen dictatorial comunista; al sur, el estado nacionalista y pro-occidental de la “República de Corea” (conocida como “Corea del Sur”), un Estado que pretendía ser democrático, pero en el que el triunfador de las elecciones de 1948, el nacionalista cristiano Syngman Rhee, establecería una dictadura nacionalista con el apoyo de EEUU, que, acorde con la doctrina Truman, apostaba por la contención del comunismo a toda costa.

  • Facebook
  • Twitter

La victoria del comunismo en China el 1 de octubre de 1949 alteró el equilibrio geoestratégico de Asia. Tras esto EEUU se mostró decidido a evitar la expansión del comunismo por Asia, apoyando al líder surcoreano Syngman Rhee en sus intentos obtener una reunificación nacionalista. Por su parte, Kim Il Sung también perseguía reunificar Corea bajo el mando del Partido Comunista y convenció a Stalin para que la URSS le prestara apoyo armamentístico y financiero para iniciar una campaña militar contra Corea del Sur.

El 25 de junio de 1950, las tropas norcoreanas atravesaron el paralelo 38º y avanzaron al sur, acorralando al régimen surcoreano en un pequeño territorio en torno a Pusan. La reacción norteamericana fue inmediata: Washington pidió la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU y consiguió un mandato para ponerse al frente de un ejército que hiciera frente a la agresión norcoreana. La ausencia del delegado soviético propició esta resolución. Las tropas multinacionales de la ONU, al mando del general MacArthur, recuperaron rápidamente el terreno perdido y el 19 de octubre tomaron Pyongyang, la capital de Corea del Norte. Sin embargo, pocas semanas más tardes, un ejército de voluntarios chinos (con apoyo militar soviético) penetró en Corea haciendo recular al ejército norteamericano y reocupando Seúl el 4 de enero de 1951. En ese momento, MacArthur propuso el bombardeo atómico del norte de China, lo que provocó su destitución por parte del presidente Truman y su sustitución por el general Ridgway, que logró recuperar Seúl en marzo de 1951. Esta situación de “empate militar”, junto con el deseo soviético de que coexistieran dos sistemas diferentes en la península, llevaría a la apertura de negociaciones que concluirían en julio de 1953 con la firma del Armisticio en Panmunjong, en el que se acordaría una nueva línea de demarcación que serpentea en torno al paralelo 38º, aunque no fue un tratado de paz, y los conflictos perduran hasta hoy.

Entradas relacionadas

Be the first to comment

Leave a Reply