Qué es la rutina de belleza coreana y por qué funciona

A poco que te guste el tema del cuidado de la piel, probablemente has oído hablar acerca de la rutina de belleza coreana. Una de las razones principales por la que las personas coreanas tienen esa piel de porcelana, es porque para ellos el cuidado de la piel es casi como respirar.

A nivel general existe la idea de que para que una rutina sea “coreana”, todos los productos de ésta deben ser de origen coreano. A pesar de que eso ayuda, el origen de tus productos juega un papel poco importante en lo que puede aportar esta rutina. Existen muchos valores y perspectivas en el corazón de la filosofía coreana del cuidado de la piel, que la hacen tan efectiva. E aquí algunos de los factores más distintivos:

Énfasis en una piel sana en vez de en el uso del maquillaje

La industria de cosmética Corea del Sur es enorme, tanto a nivel de cuidado facial como de maquillaje. Pero mucho más dinero es invertido en productos de cuidado que en maquillaje, por la filosofía cultural de que la belleza empieza con una piel sana.

El estado ideal de la piel para los coreanos es aquella que esta suave, elástica, luminosa y jugosa. Se puede obtener una mejor comprensión de lo que ejemplifica una tez perfecta en Corea al comprender algunos de los términos emergentes recientemente utilizados para definir este estado óptimo. Por ejemplo, chok-chok es una palabra que describe la piel jugosa e hidratada; y taeng-taeng se usa para describir una piel firme y lisa.

Para la mayoría de personas alrededor del mundo, incluida Corea del Sur, este estado no viene de manera natural. Es algo que requiere una constante y efectiva rutina.

  • Facebook
  • Twitter

Capas y personalización

En occidente, la rutina habitual es como mucho de tres pasos (limpieza, serum e hidratación). En contraste, en Corea la rutina puede tener entre 5 y 12 pasos por la mañana y por la noche. Parece excesivo en comparación, e incluso puede sonar a que estamos sobre-hidratando la piel. Pero no es el caso, gracias a la tendencia del uso de formulaciones ligeras de los productos coreanos, que se apoyan más en agua y humectantes para aportar hidratación, más que en aceites emolientes y oclusivos. Hay de hecho una lógica muy sólida detrás de este enfoque tan elaborado lleno de productos.

Una de las ventajas es la capacidad de personalizar tu rutina basándote en las necesidades diarias de tu piel. También es fácil de adaptar una rutina coreana para tratar problemas específicos como el acné, las arrugas o la hiper pigmentación. Tener una rutina de muchos pasos compuesta de diferentes capas ligeras, significa que puedes tener diferentes productos en tu estante y que cada uno este diseñado para proporcionar un tratamiento enfocado a cada preocupación.

Si tienes más de una preocupación con respecto a tu piel, puedes superponer serums individuales, cada uno formulado especialmente para ese problema, más que depender de un producto que intente hacerlo todo. Además, tener productos individuales para tratar dichos problemas significa que, una vez solucionada esa preocupación, no hace falta que cambies toda tu rutina, simplemente reemplazas un producto.

  • Facebook
  • Twitter

Centrarse en la hidratación

La hidratación es la clave en el cuidado de la piel coreano. Al contrario en Europa o América, dónde la hidratación se consigue más con aceites, para los coreanos es una hidratación de agua lo que aporta ese brillo característico y que consigue que tengan la piel chok-chok.

 

De manera natural, el ser humando pierde agua, es lo que se conoce como transepidermal water loss (TEWL). Para evitar esa perdida, el paso de la crema hidratante es muy importante, porque no solo nos aporta un extra de hidratación para las capas más exteriores de la piel, sino que también se aseguran de “sellar” la piel para que esa hidratación se mantenga el máximo de tiempo posible.

Una piel bien hidratada procura que funcione bien y, a largo plazo, la hace más resistente a factores externos que causan envejecimiento. Y a corto plazo, aporta una apariencia fresca, suave y jugosa.

Igualar el tono

Prácticamente todas las marcas coreanas tienen una linea de productos destinados al “whitening”. Fuera de allí, este concepto es malinterpretado, pensando que lo que hará ese producto es emblanquecer la piel. Esta palabra simplemente es la que ellos utilizan para decir “iluminar” (o “brightening“), y estos productos están destinados a igualar el tono y ayudar con la hiper pigmentación generada por la sobre-producción de melamina en diferentes áreas de la piel (manchas, cicatrices de acné, etc).

  • Facebook
  • Twitter
  • Facebook
  • Twitter

Prioridad número 1: protección solar

Tan importante es el deseo de un tono igual en todo el rostro como lo es la protección solar. Una piel bronceada es símbolo de que la piel se ha dañado, y a diferencia de otras partes del mundo, estar bronceado no es símbolo de belleza en Corea. Este punto de vista puede ser muy ventajoso si se piensa en el factor anti-edad. El daño del sol, además de elevar el riesgo a sufrir cáncer de piel, también es la causa principal de los signos visibles de la edad como líneas de expresión, arrugas y manchas.

Dado que la protección solar es una gran prioridad, los fabricantes de marcas asiáticas ponen mucho esfuerzo en producir cremas solares muy efectivas y que sean cómodas de llevar, teniendo una gran variedad de formatos, como geles, cremas, brumas y esencias. 

Las fórmulas de protectores solares en Corea tienen el valor añadido de ser de amplio espectro, lo que quiere decir que protegen frente tanto a rayos UVA como UVB. La diferencia principal entre ambos es que los UVB son los que causan las quemaduras en la piel, y los UVA son los responsables de provocar cáncer y envejecimiento prematuro. 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply