EL TRANSPORTE PÚBLICO EN COREA DEL SUR

La capital coreana cuenta con millones de habitantes. ¿Os imaginais que todos los adultos cogiesen el coche para ir al trabajo? habría atascos kilométricos todos los días.

Por suerte en este país, existe una bonita cultura del uso del transporte público. La gran mayoría de los coreanos usan el transporte público, está es la razón de por qué algunos surcoreanos jamás se han comprado un coche.

Este sistema de transporte está muy bien estructurado y conectado, para movilizarse a cualquier lado.

En este artículo veremos cuales son los transportes existentes, al igual que las nociones básicas que debemos conocer sobre ellos.

AUTOBÚS

  • Facebook
  • Twitter

 

El autobús en Corea del Sur es un medio de transporte rápido, seguro y puntual.

Poseen una extensa red de autobuses con servicios muy frecuentes. Existen dos tipos: los express y los interurbanos. Los primeros no realizan paradas y van directamente al lugar de destino. Los asientos se deben reservar y si se pierde se deberá pagar por un billete nuevo. En los autobuses interurbanos no es necesario reservar y realiza más paradas.

Cada ciudad dispone de una terminal de autobuses, a la cual se acude para comprar los billetes y tomar los autobuses.

El sistema de autobuses se estructura a través de líneas de colores: azul, verde, rojo y amarillo.

Autobús azul:

Es de alta velocidad y conecta las áreas suburbanas con el centro de la ciudad. Algunos funcionan con gas natural y están adaptados para minusválidos gracias a plataformas de acceso de escasa altura.

El billete ordinario cuesta 1.150 KRW (0,84 EUR) y con tarjeta 1.050 KRW (0,77 EUR).

Autobús verde:

Opera con compañías privadas y conecta las principales estaciones de metro con las terminales de autobuses del centro de Seúl.

El billete ordinario cuesta 1.150 KRW (0,84 EUR) y con tarjeta 1.050 KRW (0,77 EUR).

  • Facebook
  • Twitter

 

Autobús rojo:

Circula por la zona metropolitana. Conecta Seúl con áreas suburbanas de forma express.

El billete ordinario cuesta 1.950 KRW (1,43 EUR) y con tarjeta 1.850 KRW (1,36EUR).

Autobús amarillo:

Circula por el núcleo principal de Seúl, hace parada en las estaciones de la línea azul, en las estaciones de tren, en la zona financiera, turística y comercial.

El billete ordinario cuesta 950 KRW (0,83 EUR) y con tarjeta 850 KRW (0,62 EUR).

El interior de los autobuses suele dividirse en dos zonas: en la parte de atrás se encuentran asientos compartidos, en caso de que viajes con familia o amigos. En la parte de enfrente se encuentran asientos individuales, en caso de que viajes solo.

En las paredes hay unos botones con los que puedes marcar tu parada. Te posicionas en la puerta del autobús y con tu tarjeta marcas que ya vas a bajar para que te cobre solo la ruta que hayas tomado.

 

EL METRO

  • Facebook
  • Twitter

El metro de Seúl es un medio de transporte rápido, limpio, puntual y barato. Su eficacia es conocida a nivel mundial y está estructurado en ocho líneas. Cada día es utilizado por casi cuatro millones de pasajeros. La frecuencia de paso de trenes es muy reducida, apenas varios minutos.

El sistema del metro está completamente automatizado. A través de unas máquinas que se encuentran en las estaciones, se puede elegir entre cuatro idiomas diferentes para comprar una tarjeta que puedes usar desde solo una vez.

Un boleto de metro cuesta aproximadamente 0,83 EUR.

La entrada al metro no tiene torniquete, esto es debido a que posee un sistema diferente, el cual consiste en que si se intenta pasar sin haber pasado la tarjeta previamente para pagar, unas “aletas” saldrán para bloquear el paso.

La cultura ciudadana en Corea del Sur es algo muy llamativa para los extranjeros que vienen de países que no la poseen.

Las personas que usan el metro respetan mucho la fila, ellos se forman tranquilamente y al momento en el que el tren llega, permiten que los otros pasajeros bajen antes de subir ellos. También respetan mucho los asientos reservados para adultos mayores, mujeres embarazadas, personas discapacitadas o con niños en brazos, pues, aún cuando el metro se encuentra a tope, ellos no toman estos asientos.

Son aproximadamente dos minutos entre estación y estación, por lo que puedes calcular tu tiempo.

 

ᎢᎪXᏆ

  • Facebook
  • Twitter

 

En el país asiático, existen tres tipos de taxis: normales, de lujo y los que acuden tras llamarlos por teléfono.

La tarifa normal de los taxis normales es de 1.200 KRW (0.88 EUR) por el primer kilómetro y 100 KRW (0,07 EUR) por cada 168 metros adicionales. Una hora de trayecto cuesta 10.400 KRW (7,63 EUR).

Por la noche, entre la medianoche y hasta las cuatro de la madrugada hay un recargo del 20% en el precio normal.

Otro tipo diferente de transporte en taxi es el que ofrecen los taxis guías para visitantes. Intentan romper la barrera del idioma que existe entre los turistas y los taxistas coreanos, pues los conductores de estos vehículos saben inglés y japonés y se encuentran en las principales zonas turísticas (aeropuertos, hoteles, oficinas de turismo, etc).

Tienen una imagen fácilmente reconocible, pues son naranja con rótulos que dicen “International”.

 

TREN

  • Facebook
  • Twitter

 

La Korean National Railroad es la empresa nacional de ferrocarril. Es rápido, seguro, sus precios son razonables y se respetan rigurosamente los horarios.

Existen tres tipos de trenes: Super-Expresss Saemaeul-ho, Express Mugunghwa-ho y Limited Express Tongil-ho.

La estación de tren principal de Seúl se llama Gyeongseong Station y cada día 90.000 coreanos la frecuentan para desplazarse por todo el país. Otra estación es Cheongnyangni Station. Es de menor tamaño y sus líneas de ferrocarril parten hacia la costa este y hacia los parques nacionales. También es centro de negocios en la zona este de Seúl, existen muchas tiendas y mercados tradicionales alrededor de la estación.

No está permitido fumar en el tren, excepto en las zonas entre compartimentos de vagones. Es la mejor opción para viajar en largas distancias y cuestan menos que los autobuses de lujo.

Otro tipo de trenes son los que ofrecen servicios turísticos.

Corea tiene dos atractivos y recomendables trenes turísticos: el V-Train y el O-Train. Sus recorridos dejarán los mejores recuerdos del país del kimchi.

Los tiquetes se pueden comprar en las estaciones, el precio individual del O-Train es de entre 27.300 y 43.400 KRW (20,05 y 31,87 EUR), y el del V-Train de 8.400 y 11.700 KRW (6,16 y 8,60 EUR).

Todos estos transportes, se pueden pagar con una tarjeta especial para transporte público, llamada T-Money. Pero sobre esta tarjeta y sus curiosidades hablaré en un próximo artículo.

 

Me encanta la infraestructura de transporte público de Corea del Sur y a vosotros?

Entradas relacionadas