Parque Loveland (+18)

Está vez vamos a hablar de un lugar turístico algo peculiar y polémico, amado por algunos y odiado por otros, se trata del Parque temático Jeju Loveland (+18).  Os preguntaréis ¿qué tiene de peculiar o especial ese parque? pues os lo explicamos a continuación:

En primer lugar  vamos a situarnos, el Parque Loveland está situado en la Isla de Jeju, en Corea del Sur, y es un lugar muy visitado desde que se inauguró en noviembre de 2004.

Y tiene la peculiaridad de que es el único parque erótico del mundo, como dicen en su web, se trata de un lugar donde el arte sexual y el erotismo se encuentran. Y es que el parque está decorado con 140 esculturas eróticas creadas por 20 artistas de la Universidad de Seúl.

En el parque se organizan exhibiciones de arte erótico mensuales, entre otras actividades, y obviamente el acceso está prohibido a menores de 18 años. No obstante, los adultos con niños disponen de servicio de guardería para dejar a sus pequeños mientras visitan el parque.

¿Por qué los coreanos adoran Loveland?

Es una muy buena pregunta y la respuesta es sencilla, en Corea del Sur está prohibido producir porno. Desde  el año 2009 producir y distribuir porno en Corea del Sur es ilegal debido a una política conservadora de la propia sociedad coreana, pero nada dice la ley acerca de visitarlo.

  • Facebook
  • Twitter

La isla de Jeju lleva más de una década desafiando la tendencia conservadora de su nación con este parque temático dedicado al sexo y el erotísmo explícito.

El proyecto surgió de la mente de un grupo de graduados por la Universidad Hongik (Seúl) y encontró en la cálida isla de Jeju el lugar perfecto para desplegar su lujuria de porcelana. Y a los coreanos les ha robado el corazón.

Pero vamos a contar un poco de contexto histórico de Jeju, que nos hará comprender un poco mejor a los coreanos.

Esto se remonta a después de la Guerra de Corea. Según fuentes, la Isla Jeju se volvió muy popular para las lunas de miel de las parejas coreanas, ya que esta isla tiene un clima muy tropical.

En aquella época, muchas de las parejas contraían nupcias por medio de matrimonios arreglados y la isla se volvió famosa por ser una especie de centro de la educación sexual.

De acuerdo con algunos testimonios, a finales de los 80 algunos de los empleados de los hoteles,  ofrecían sus servicios como “professional icebreakers” (rompehielos profesionales). Este servicio consistía en que por las mañanas, el hotel le ofrecía un programa de entretenimiento que contenía elementos eróticos para ayudar a las parejas recién casadas a relajarse.

  • Facebook
  • Twitter

Por esta razón la ubicación del parque no es casual, sino que  tiene un contexto histórico para la sociedad coreana.

Habrá quien piense que este parque subidito de tono y a escala real, no puede interesarle a nadie o que ningún turista se atrevería a visitar un lugar tan pudoroso debido la concepción del sexo como tabú y de cómo nos incomoda sacarlo del contexto privado; pero sí, es muy visitado.

No solo por turistas extranjeros, sino por los propios coreanos que, gracias a Loveland, pueden  celebrar el sexo en un país en el que sigue siendo ofensa; así que los visitantes van, se montan en penes gigantes y se carcajean contra la censura del gobierno local.

Si aún no has planeado tu próximo viaje, ya tienes una nueva opción. Solo, sola o con tu pareja definitivamente te divertirás. Yo por mi parte creo que es un lugar que no puedes perderte si visitas esta isla. ¿Te parece un lugar curioso? y la pregunta más incómoda ¿irias? cuéntanoslo en los comentarios.

Anuncio

Be the first to comment

Leave a Reply