Ola coreana o Hallyu

Hallyu u Ola coreana es un término que hace referencia a la popularidad que ha ganado a nivel global la cultura contemporánea de Corea del Sur. 

Comenzó en los años 90, con una expansión cultural principalmente a otros países asiáticos, pero poco a poco Corea del Sur se ha ido ganando un sitio en el resto del mundo, consiguiendo que esta popularidad sitúe el país en el 10º puesto económicamente hablando mundialmente. A continuación explicaremos más detalladamente este fenómeno. 

 

El término Hallyu proviene de juntar los caracteres Han(韓) que significa Corea, además de Liu o Ryu (流) que significa flujo u ola. 

“Hallyu” se originó en China a mediados de 1999 por varios periodistas de Pekín, asombrados por la cada vez mayor popularidad de la cultura y el sector de entretenimiento de Corea del Sur en su país. La cultura surcoreana comenzó su expansión en China en el año 1992, principalmente gracias a unas relaciones diplomáticas que se establecieron entre estos dos países. 

En ocasiones se usa el término para calificar cualquier contenido procedente de Corea del Sur, pero dentro del mismo país, éste se usa solamente para describir aquellos dramas o actores que hayan conseguido ser reconocidos internacionalmente. 

 

Esta Ola coreana fue impulsada gracias a las exportaciones de música y series de televisión de producción totalmente surcoreana. Pero con el tiempo, el término se ha expandido para englobar dentro de él la comida surcoreana, la cultura, películas, deportes, idioma, etc.

En estos años es cuando se empieza a formar el K-Pop como industria, dando sus primeros pasos. En 1996 se funda SM Entertainment, con su primer grupo, H.O.T. 

 

A partir de ese momento, otros grupos fueron surgiendo y los países vecinos admitían su envidia por la popularidad y la estética de la música surcoreana. Esto causó que esos países empezasen a tomar medidas; algunos censuraban tanto contenido surcoreano para intentar frenar su creciente popularidad, otros países intentaron copiar la fórmula surcoreana.

  • Facebook
  • Twitter

A la vez, otros países asiáticos como Taiwán y Filipinas se sumaban a esta creciente popularidad, principalmente con los dramas y algún grupo de pop. 

 

Desde 2001, la cultura coreana comenzó a llegar con mayor impulso a Sudamérica, ganando popularidad. En estos años, los contenidos surcoreanos estaban arrasando en el resto de países asiáticos. Por ejemplo, en Japón los dramas, los grupos y series de televisión surcoreanas eran más populares que los programas del propio país, incluso consiguiendo récords de ventas. 

  • Facebook
  • Twitter

El gran avance para el K-pop llegó con el debut de TVXQ (2003), SS501 (2005), Super Junior (2005), y otros artistas aclamados que según un reportero de BBC los describió como «renombrados en gran parte de Asia», tanto que los grupos del resto de países asiáticos empezaron a ser reemplazados por los grupos surcoreanos, puesto que todo el mundo prefería el K-Pop. El público joven eran más receptivos a las nuevas bandas de K-pop tales como Big Bang y Super Junior.

En Estados Unidos y Europa el K-Pop y la cultura surcoreana no consiguieron popularidad tan fácilmente. Se expandió principalmente por grupos de coreano-americanos, pero varias empresas surcoreanas aseguraron enviar vídeos y canciones a discográficas y productoras estadounidenses y europeas pero no conseguir respuesta. Los pocos videoclips que fueron proyectados fueron denominados como un auténtico fracaso. 

 

A pesar de esto, la popularidad surcoreana aumentaba poco a poco consiguiendo fieles y apasionados fans. Hasta la llegada del videoclip de PSY, Gangnam Style. Se volvió viral entre 2012 y 2013, convirtiéndose en el primer vídeo de YouTube en llegar a más de mil millones de visitas. YouTube fue muy importante en la creciente popularidad internacional del K-pop, llegando a una audiencia mundial. 

Desde ese momento Corea del Sur no para de batir récords en todos los sentidos, aumentando su economía, récords de audiencias en dramas y series de entretenimiento de televisión, récords de ventas de álbumes internacionalmente, aumento considerable del turismo, etc.

La popularidad surcoreana ha seguido aumentando constantemente, consiguiendo reconocimiento internacional en distintos entornos. En el mundo de la música, se ha conseguido que idols surcoreanos sean elogiados en alfombras rojas, en premios internacionales de música como los Billboard Music Award e incluso que idols participan en eventos sociales, como la charla que BTS realizó en la ONU o el recibimiento de distintos premios por entrega social y esfuerzo.

  • Facebook
  • Twitter

Últimamente muchos cantantes y artistas internacionales buscan relacionarse y colaborar con grupos surcoreanos debido a su gran talento y estilo. Por otro lado, los dramas y series de televisión surcoreanas han seguido aumentando en espectadores, manteniendo y aumentando visitas. Ya no solo las series, las películas poco a poco consiguen más reconocimiento, como recientemente ha pasado con la película “Parasite”, con la que su director Bong Joon-ho gana la Palma de Oro del festival de Cannes en 2019.

 

Actualmente es raro encontrar a alguien que no haya escuchado alguna canción surcoreana o conocido algún idol o actor, debido a los fans entregados, fieles y apasionados, la cultura, los valores y los conocimientos surcoreanos siguen aumentando y rompiendo barreras culturales. 

Acerca de Sofia Sanchez 21 Articles
Estudiante de Comunicación Audiovisual. Se me da mejor estar detrás de una cámara o un micro. Enamorada de la música, el diseño y la edición. Aprendiendo día a día.

Be the first to comment

Leave a Reply