La industria del entretenimiento en pie de guerra contra el gobierno surcoreano

El k-pop se ha convertido en una subcultura en Corea del Sur, y se ha esparcido por todo el mundo gracias a internet. Los grupos, conformados por hombres o mujeres, llevan vestimenta casi idéntica, cabello de colores y hacen bailes coordinados. Son siempre jóvenes delgados y a la moda.  

Sus videos son grandes producciones en los que igual se les ve felices bailando, que melancólicos. Su música está dirigida a jóvenes que los siguen en sus redes sociales, se aprenden sus coreografías e inclusive intentan vestirse y lucir como ellos, pero ¿creéis que afecta este tipo de imagen a la percepción de la belleza? ¿Alguna vez has escuchado  que todos los asiáticos son iguales?

El gobierno surcoreano afirmó que todos los ídolos del K-pop son tan parecidos que promueven estereotipos de belleza poco reales, dándose así un fenómeno de discriminación por el aspecto de la gente.

Esto, que ocurre en todas las sociedades, en Corea llega a extremos obsesivos. Donde se tiene el pensamiento de que el único talento necesario para ser famoso y venerado es ser joven, delgado y guapo. Este pensamiento generalizado ha propiciado un crecimiento de los jóvenes  que se han hecho algún tipo de cirugía plástica en los últimos años.

Ya desde 2014, los gobiernos han tomado distintas medidas para intentar combatir la obsesión surcoreana por la belleza, aunque sin demasiado éxito por el momento.

Aún sigue siendo obligatorio incluir la foto en el CV para todo tipo de trabajos, hasta tal extremo que las mismas compañías de operaciones dermoestéticas se publicitan como un remedio para “mejorar tu CV”.  En la televisión se siguen haciendo comentarios y bromas que dan a entender que, por el simple hecho de ser menos guapo, mereces menos amor.

Este fenómeno también está rebajando los índices de autoestima de una población cuyos ciudadanos, al operarse y cambiarse párpados, labios y color de piel, en ocasiones sufren un extrañamiento de la propia imagen que les lleva a sufrir daños psicológicos.

El Ministerio de la Igualdad de Género y Familia de Corea del Sur hizo un llamado a la industria del K-pop a promover una mayor diversidad en la formación de las bandas y el aspecto de los idols.

A favor de la diversidad televisiva, desde el Ministerio se sugirió que sería conveniente que, se limitase el número de grupos de K-pop que aparecen en estos medios,  para concienciar a los jóvenes y que no se cieguen con unos estándares de belleza (también racistas, ya que se promueven los rasgos caucásicos y se desprecian los autóctonos).

“¿Son gemelos todos los cantantes de los programas de música de la tele? La mayoría de los grupos de idols, son delgados, tienen el mismo peinado y maquillaje, además de llevar ropa reveladora”, decía la propuesta gubernamental.

  • Facebook
  • Twitter

Sin embargo, esta petición no fue acogida con gran entusiasmo. Una parte la ciudadanía ha expresado su indignación en las redes sociales con un mensaje muy claro, “¿está el Estado intentando determinar cuáles son los cánones de belleza?” los  usuarios no creen que los políticos deban interceder en lo que ven como una elección personal.

Las grandes productoras musicales y los críticos acusaron de censura la propuesta.

La oposición ha sido más dura, diciendo que esta sugerencia tiene el mismo trasfondo que la imposición de un aspecto uniformado que se exigía a la población durante la dictadura de Chun Doo-hwan.

 

“El ministerio de Género dice que los ídolos del K-pop no deberían estar juntos en la televisión porque todos son delgados y bonitos de piel pálida (…) ¿Cuál es la diferencia entre esto y la represión de la longitud del cabello y las faldas durante la dictadura militar de Chun Doo-Hwan?”, comentó el político de oposición, Ha Tae-Keung.

El gobierno se defendió diciendo que las directrices no eran obligatorias, pero estaban dirigidas a abordar el impacto negativo de los estándares de belleza poco realistas.

Tras las críticas, el ministerio dijo que retiraría la recomendación después de que “causara una confusión innecesaria”.

Afirmó que no tenía ni la intención ni la autoridad para controlar la producción de televisión y que simplemente había tratado de “evitar que los medios de comunicación, que tienen una gran influencia en la vida cotidiana de las personas, socaven los derechos humanos o fomenten la discriminación involuntariamente“.

No todo han sido críticas hacia el gobierno y han recibido el respaldo del movimiento llamado Escape the Corset (si quereis que hablemos sobre este movimiento decidnoslo en los comentarios), que está en contra de los exigentes estándares de belleza que sugieren que, las mujeres y cada vez más hombres, se involucren en el mundo de la cirugía estética y en regímenes laboriosos de cuidado de la piel en varios pasos, para ser más aceptados socialmente.

 

Os daré mi opinión personal, creo que la iniciativa del Gobierno coreano era buena, siendo realistas, los grupos de idols son casi como dioses salidos del olimpo.

La industria del entretenimiento contrata a los adolescentes, los entrena (de ahí el término “trainee”) y moldean para ser perfectos en todos los aspectos (tanto a nivel estético como de personalidad).

Todo esto es un tema vetado por las grandes industrias,  pocos son los idols que han revelado algunas cláusulas abusivas de sus contratos ( como es la operación estética de sonrisa, párpados, nariz, mandíbula… o la prohibición de tener pareja, entre otras).

En Corea del Sur la industria estética, cosmética y de entretenimiento son muy poderosas y van de la mano, por lo que es imposible que el Gobierno pueda hacer nada que les perjudique lo más mínimo.

También  entiendo que el que tú quieras hacerte o no una operación es tu decisión personal, en la que nadie te está obligando directamente o al menos no deberían obligarte (las compañías), pero hay que reconocer que se les está yendo de las manos, el hecho de que tengas que ser un/a modelo hasta para hacer el pan. He visto idols que se han “retocado” algo y he pensado, ¿en serio tenía esa necesidad, si casi no se nota el cambio?.

Para finalizar, me encantaría que hubiese idols más realistas sinceramente y que destaquen por su talento y no tanto por su físico, porque escuchar decir a un idol super delgado “estos días he empezado a hacer dieta porque he engordado” es algo bastante preocupante en mi opinión.

Esto es todo, me gustaría saber  cuáles son vuestras opiniones al respecto y si creéis que el gobierno coreano hace bien en involucrarse o por el contrario está exagerando. Podéis compartirla en los comentarios o en nuestras redes sociales.

Anuncio

Be the first to comment

Leave a Reply